Alpujarreños en el campo de concentración de Albatera

externo

La Guerra Civil acabó en el puerto de Alicante. Muchos de los miles de republicanos que llegaron allí con la vana esperanza de encontrar un barco que les condujera a la Argelia francesa, dieron con sus huesos en Albatera, uno de los peores campos de concentración de la vasta red de recintos penitenciarios puestos en marcha por la dictadura. Al menos cinco alpujarreños vivieron la traumática experiencia de pasar por el que fue concebido como un centro de detención pero que, con solo medio año de existencia, dejó una huella indeleble en la memoria de la represión franquista.

Farua:revista del Centro Virgitano de Estudios Históricos

compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Email
Share on print
Imprimir

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Utilizamos las cookies estrictamente necesarias para el correcto funcionamiento de la web. Puede obtener más información acerca de las cookies en nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies